Legisladores buscan enmendar la Constitución para exigir una identificación para votar

Con el argumento de “garantizar la integridad electoral”, legisladores republicanos avanzan en un proyecto de ley que propone una enmienda en la Constitución de Carolina del Norte para exigir que los votantes muestren una identificación con foto en las urnas. La pregunta estaría incluida en la boleta electoral de la elección general que se realizará el 6 de noviembre.

La propuesta HB 1092 de los representantes Tim Moore, David Lewis, Michele Presnell y John Sauls se prevé que será aprobada por el cuerpo legislativo este semana para luego pasar al Senado donde también, esta semana, se le daría luz verde.

No necesita la firma del gobernador

Al tratarse de una enmienda a la Constitución, la HB 1092 necesita el voto favorable de las 3/5 de los miembros en ambas Cámaras. Es decir, en la Cámara de Representantes necesita el apoyo de 72 de los 120 legisladores, mientras que en el Senado necesita 30 de los 50.

Según la propuesta de ley 34 estados tienen leyes que requieren que los votantes muestren alguna forma de identificación para sufragar. De estos, 17 solicitan una identificación con foto y el resto aceptan una forma de identificarse sin foto.

Una ley igual fue suspendida en los tribunales

En el 2013 la Asamblea General de Carolina del Norte aprobó una ley de identificación para votar, pero en el 2016, el Tribunal de Apelaciones del Cuarto Circuito bloqueó su implementación señalando que “apuntaba a la comunidad afroamericana con precisión casi quirúrgica”, ya que en el estado “las personas afroamericanas carecían desproporcionalmente de una identificación emitida por el DMV”.

De acuerdo a cifras estatales, 316,000 votantes registrados no tenían una licencia de conducir o identificación estatal del DMV. El 34 % eran afroamericanos (que constituyen el 22 % de la población del estado), además el el 55 % de ellos estaban registrados para votar como demócratas.

El Reverendo Anthony Spearman, presidente de NAACP NC, expresó que la HB 1092 “hará daño para siempre en los votantes elegibles de Carolina del Norte”.

La Asamblea General de Carolina del Norte está controlada por los republicanos. En los proyectos de ley que son referidos al gobernador, el demócrata Roy Cooper, y son vetados, tienen los votos suficientes para levantar ese veto y convertirlos en ley sin su apoyo.

Los legisladores han mencionado sus deseos de terminar esta sesión legislativa a finales de este mes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *